Comprar y vender productos de cierres de tiendas

Productos de cierres de tiendas

Hay distintas formas de comprar o vender al por mayor. Lo importante es ahorrar en cada transacción y hacer que sea rentable para todas las partes. En general, esto es lo que se persigue en una transacción al por mayor: reducir costos y conseguir buenas ofertas.

Entonces bien, una de las formas más conocidas por su rentabilidad y la facilidad que la caracteriza es comprar productos de cierres de tiendas. A grandes rasgos, se trata de comprar el stock completo de una tienda que está en proceso de cierre, de esta forma, se accede a una buena cantidad de mercancía en una sola transacción y en la mayoría de los casos a un precio menor del que se maneja en el mercado minorista.

Beneficios de comprar productos de cierres de tiendas

Por supuesto, existen distintos beneficios cuando se compran los productos de cierres de tiendas, desde costos más bajos hasta por temas logísticos. Algunos son:

Muchos productos en una sola compra: al comprar el stock de una tienda que está en proceso de cierre se accede a una buena cantidad de productos. Por lo general, son tiendas en funcionamiento que por algún percance económico o de otra índole tuvieron la necesidad de cerrar. Es decir, todos los productos están listos para ser vendidos.

Precios bajos: el apuro y la necesidad de deshacerse de un stock grande por cierre hace que las tiendas vendan al por mayor por precios bajos. Parte de la rentabilidad de comprar productos de cierres de tiendas está en aprovechar esos precios bajos que están disponibles en oportunidades únicas.

Diversificar su negocio: si usted es un mayorista, comprar el stock de una tienda por cierre le permite abrir la categoría de productos que ofrece. Es decir, son muchas las tiendas que ofrecen este tipo de ventas y cada una se dedica a rubros distintos. Entonces, es una buena oportunidad para ampliar el catálogo.

Menor costo de embalaje: por lo general, las tiendas que venden sus productos por cierre venden lo que tenían en su almacén. Es decir, todo lo que va a comprar ya está en cajas o paquetes grandes desde hace mucho tiempo, así se ahorrará mucho dinero en embalaje y logística de almacenar los productos. Es un negocio redondo para todas las partes.

Menor costo de transporte: los productos que serán vendidos por cierre de tienda se pueden transportar en un solo flete. Es decir, estará accediendo a muchos productos en una sola transacción, lo que se traduce en un ahorro significativo en términos de transporte al necesitar un flete único. De hecho, algunas tiendas ofrecen envíos gratis a quien compre todo su stock.

Inversión segura: una buena forma de invertir parte del capital en efectivo es con la compra de un stock por cierre de tienda. Por supuesto, son productos listos para vender que están siendo rematados por diferentes motivos. Entonces, lo más conveniente es no desaprovechar esa oportunidad e invertir parte del dinero que se tiene al contado en productos de cierres de tiendas.

Liquidaciones de stocks

Liquidaciones de stocks

Cuando se trata de inventarios, sobre aquellos al por mayor, el objetivo es conseguir la venta de los mismos mientras los productos se mantengan a un buen precio con el cual conseguir un adecuado margen de ganancia. De esta manera, se busca evitar la acumulación de los stocks, lo cual puede suceder en aquellos casos de objetos por temporada o por fallas en las ventas. Conoceremos sobre algunas estrategias para realizar liquidaciones de stocks.

Los problemas con el inventario

Cuando un producto no se vende puede deberse a una serie de factores, bien puede suceder que sea un objeto de baja demanda, es de poca utilidad, no cubre ninguna necesidad de los clientes, hay competencia con mejores precios, entre otros. Sin embargo, un punto focal en esto es la estrategia de publicidad y marketing; si los productos no son ofrecidos correctamente ¿cómo pueden venderse?

Estrategias para liquidar stocks

Para poder realizar liquidaciones de stocks hay ciertas alternativas que fomentan una venta más rápida de los mismos, entre ellas están las siguientes:

Optimizar la comercialización

Es posible que el problema no esté en el tipo de artículos sino en la poca visibilidad que tienen, por ello es recomendable reposicionar los mismos en lugares más llamativos, en caso de una tienda física o, en puntos focales de las páginas web. Asimismo, puede ayudar utilizar señalizaciones llamativas.

Descuentos

Realizar descuentos no implica perjudicar notoriamente las ganancias, es posible ir ofertando pequeñas rebajas y evaluar si de esta forma se incrementan las ventas, pudiendo ampliar el porcentaje de descuento sólo si es necesario. Una buena estrategia es crear eventos por periodos de tiempo donde poner a disposición productos en rebaja.

Venta por grupos

Esta es una de las mejores alternativas en las liquidaciones de stocks, para ello solo se deben vender ciertos artículos en conjuntos o combos, bajando un poco el precio. De esta manera, es posible deshacerse más rápido de cantidades de productos sin perjudicar enormemente las ganancias. Es ideal publicitar esto como promociones especiales para mayor impacto.

Otra opción que resulta funcional recae en ir más allá de las fronteras, esto es, si para tu población objetivo los artículos ya no son atractivos o útiles, es posible comercializarlos en otros territorios. Para este caso puede ser conveniente consultar con conocedores en el área.

Es importante mencionar que gracias a los diversos entornos digitales y redes sociales, es mucho más sencillo acceder a los mercados internacionales, sin mayores inconvenientes.

¿Qué son los mayoristas y los minoristas?

Qué son los mayoristas y los minoristas

El proceso global de distribución de un determinado producto es un aspecto clave del éxito de la venta ese producto, ya que es cuando se pone a disposición del cliente en las condiciones adecuadas. Desde el momento en que se fabrica hasta el momento en que se pone a disposición de su destinatario final, un producto pasa por una cadena de distribución que puede incluir varios tipos de actores.

En el caso de los productos intermedios o industriales, que están destinados a empresas que los utilizan para la fabricación de otros productos, sustituyen a los consumidores como destinatarios finales de los productos y normalmente no aparecen los minoristas.

¿Qué es un comerciante Mayorista?

El papel de los mayoristas es primordial, ya que puede aportar beneficios a todos los demás elementos de la cadena, tanto en la fase anterior como en la posterior.

Entre otras cosas, los mayoristas dan confianza a sus compradores y precios bajos, permiten comprar en cantidades adecuadas a los intereses de sus clientes, proporcionan servicios de transporte eficientes, ofrecen condiciones de pago y de crédito atractivas, soportan un alto volumen de riesgos, son una importante fuente de información de mercado para clientes y proveedores, etc.

En el caso de los mayoristas que realmente compran los productos que comercializan, su trabajo consiste en comprar a los fabricantes y revenderlos a los minoristas o a las empresas, y su actitud puede variar en función del volumen del servicio prestado.

Hay mayoristas que aportan a sus clientes un servicio complementario, que comprende en particular su propio equipo de ventas especializadas, un servicio de crédito flexible, asistencia posventa, etc. También existen hay mayoristas que cuentan con un volumen más limitado de servicios para clientes, incluyendo en particular el pago en efectivo y el transporte al por mayor.

Cabe señalar también que a veces las funciones de mayorista son desempeñadas por entidades que están bajo la responsabilidad de los fabricantes y ubicadas en lugares estratégicos a fin de realzar el aspecto comercial.

¿Qué son los comerciantes Minoristas?

Cuando se trata de productos destinados a los denominados consumidores finales que los utilizan con fines personales y no los integran en otros negocios, la cadena de agentes del proceso de distribución puede abarcar diversos tipos de entidades, según la complejidad del propio canal de distribución. Estas entidades suelen incluir fabricantes, mayoristas, minoristas y, en última instancia, los propios consumidores finales.

Los minoristas, como intermediarios en la cadena de distribución, suelen estar situados entre los mayoristas o fabricantes y los consumidores finales. En este contexto, la venta al por menor incluye las actividades necesarias para la venta de bienes y servicios directamente a los consumidores finales, que los utilizan para fines estrictamente personales.

Así, la venta al por menor incluye, entre otros, la venta de alimentos, ropa, calzado, electrodomésticos, servicios financieros, muebles y decoración del hogar, artículos de tocador, electrodomésticos, etc…

La mayoría de las ventas al por menor se realizan en tiendas públicas, donde los consumidores buscan los bienes y servicios que les interesan. Sin embargo, hay otras formas más recientes de venta al por menor, que incluyen, por ejemplo, las ventas por Internet, por correo, por teléfono, de puerta en puerta, etc…

Mayorista

Mayoristas

La oportunidad de ser mayorista representa una obtención de ofertas para proveerte de valiosa mercancía, esa es la pretensión o el anhelo que está detrás de esta figura, porque se trata de estar en constante estudio del mercado y de cada una de las ofertas que van surgiendo para pasar a ser mayoristas de forma rentable.

Mientras se pueda optar por alguna clase de liquidación, pasa a ser más valioso convertirse en mayorista, porque se parte desde un buen precio inicial que permita generar ganancias para otros, eso es lo que se busca en un mayorista, el cual gana hacer ventas masivas en corto tiempo, y no se crea todo ese esfuerzo de ventas minoristas.

Un entorno comercial que piensa en las intenciones de emprender que existen en la actualidad, es aquel que se preocupa por crear un ofrecimiento y una visión mayorista, esta es una puerta directa hacia la obtención de productos en cantidad, en base a esa misma cantidad es que se disminuye el valor por venta tradicional.

Esta clase de sector de inversión y oportunidad es un beneficio mutuo, lo importante es hallar esas facilidades para acceder a las opciones mayoristas, con buenos precios siempre brota una clara oportunidad para buscar una segunda utilidad o disposición de los productos, esa es la verdadera motivación por esta acción.

Al mayor siempre existe esa clara realidad de toparse con precios exclusivos que ayudan a que más personas formen parte de la actividad comercial, porque en vez de posponer lo que siempre has querido o el don de las ventas, con todo un ofrecimiento de este tipo, se logra escalar a buenos precios.

El acceso mayorista es una vista de cerca hacia el emprendimiento, como también hacia ofertas que no podrás omitir, sobre todo para aquellos que prefieren hacer compras de forma organizada para abastecerse por largo tiempo, donde cobra valor el ofrecimiento mayorista.

Productos en liquidacion al por mayor

productos al por mayor en liquidacion

Cuando se trata de productos al por mayor, es posible encontrar diversas fuentes donde adquirirlos a precios únicos. Sin embargo, si bien los descuentos pueden ser muy atractivos, es necesario considerar si realmente serán una opción de negocio y fuente de ganancia. Teniendo esto presenta, así como un ojo crítico será posible adentrarse en las compras de artículos al mayor en las diversas plataformas y entornos pertinentes.

Capital necesario para adquirir productos al mayor

Cuando se va a optar por comprar productos al por mayor una de las cuestiones que genera dudas es la inversión inicial necesaria. Es posible que al considerar los volúmenes de compra, se piense que hará falta una gran cantidad de dinero, sin embargo, esto no tiene por qué ser así. Debido al concepto de economías de escala, mientras mayor sea la cantidad de los artículos, menores precios se obtendrán. Además, hay portales donde encontrar productos muy económicos, aun así, la recomendación es mantener ciertos límites e invertir lo necesario para realizar las primeras pruebas.

¿Dónde encontrar productos al por mayor?

Si bien existen plataformas digitales para adquirir productos al por mayor, hay otra vías importantes de conocer.

Ferias comerciales

Estos eventos o exposiciones se caracterizan por la exhibición de una variedad de productos por parte de fábricas e industrias con personas que se muevan en las mismas esferas para así promocionarse. Las mismas se vuelven el entorno ideal de encuentro para mayoristas, minoristas y proveedores, para posteriormente realizar negociaciones. Es posible encontrar buenos precios.

Los excesos de stock

Hay comercios o mayoristas que pueden llegar a tener una gran cantidad de inventario sin vender y, para deshacerse de él y abrir espacio para nuevos artículos, realizan liquidaciones. Así, es posible adquirir dichos productos incluso a menos de la mitad del precio, siendo una buena alternativa si se trata de elementos a los cuales será posible sacar ganancias.

Plataformas digitales

En la actualidad, el comercio ha dado un salto gracias a la tecnología y el internet, la mayoría de las transacciones son realizadas en entornos digitales, a través de portales especializados. En este terreno de los productos al por mayor se han desarrollado sitios en específico para adquirirlos.

¿Que es la venta al detalle?

Que es la venta al detalle

La venta al detalle, conocida también como venta al detal, venta Retail o venta minorista, son todos aquellos negocios o locales comunes que se ofrecen para el publico común y que sirven como una red final entre los mayoristas y los distribuidores.

Los minoristas son la punta de salida de lo que son los productos en general, sin minorista seria prácticamente imposible hacer una buena distribución de productos ya que los distribuidores se encuentran ubicados en una sede muy específica sin posibilidad de movimiento, los mayoristas tienen un mayor alcance pero se encuentran restringidos a grandes almacenes.

Los minoristas son entonces esos pequeños comercios de almacenes considerablemente pequeños que se mueven por todas partes para llevar los productos a todas las personas posibles, como una forma de publicidad indirecta, aunque estos no estén asociados como tal a una marca.

¿Cómo funciona la venta al detalle?

La venta al detalle o minorista es un tipo de venta que se presta para todo público, el cliente recibe un producto que enmarca un precio final de ganancia para el minorista, donde el minorista ha subido el coste de producto por un 10% más de los que fue su costo al mayoreo y donde el mayorista ya había hecho una alza en los precios por el costo de recepción por compra al distribuidor.

Si se piensa desde un punto de vista ramificado, todos los tipos de venta se encuentran ramificados, ya que el minorista depende del mayorista y el mayorista del distribuidor para mantenerse como una buena red de mercadeo. Puede darse algunos casos en donde el minorista pueda escalar por encima del mayorista y comprar directamente al distribuidor para abaratar costos de producto en mercancía, aunque muy pocas veces el distribuidor accede a vender tan pocas unidades.

Ventajas y desventajas de la venta al detalle

Existen (como en todo tipo de comercio) ventajas y desventajas que hacen ver un negocio lucrativo o no, dependiendo de todos los factores en los que influye, en el caso del minorista se tiene lo siguiente:

Ventajas

  • No necesitan en lo absoluto de hacerse de una imagen para vender un producto en específico ya que el distribuidor o fabricante tendrá su producto ya enmarcado.
  • Reciben precio reducidos para compra al mayor por ser contacto de mayorista
  • Se permiten el lujo de tener diversidad de productos de diferentes marcas y no de una especifica
  • Es el tipo de venta más común que puede encontrarse en cualquier lugar todos los días.

Desventajas

  • No hay una identidad establecida
  • Deben vender a un sobreprecio incluso mayor que puede perjudicar sus ventas si excede los precios originales.

La venta al detalle es el tipo de venta conocida por todos ya que los mayoristas no pueden moverse en lo que son los diferentes confines de un lugar para vender, permitiéndose a los minoristas el poder hacerse de una clientela, vender productos a un precio estándar y recibir beneficios por la compra a un valor menor.

Comprar al por mayor stocks

Comprar al por mayor

La opción de comprar al por mayor surge tras esas ganas de toparse con ofertas y precios que permite darle forma a la reventa, este tipo de ofrecimiento de productos es muy amplia para que pueda despegar cualquier especie de emprendimiento, porque son precios mucho más bajos a comparación del minorista.

Todo se debe a la valoración que posee el trabajo minorista, porque ese esfuerzo por comercializar es lo que se vuelve un oficio, ya que coloca al alcance de cualquiera un producto sin alguna complicación y por ello recibe una compensación tras cada venta, todo esto es posible gracias a las compras al mayor.

Cada punto comercial que promueva la venta al mayor es una ventana para encontrarse con artículos interesantes de revender, su ofrecimiento es un valor a no pasar por alto, mucho menos cuando se busca adquirir una gran cantidad de productos a través de esta masiva que causa una disminución sobre el costo.

Esta clase de compra es una gran vía para no dejar escapar esa clara ventaja de obtener tu propio proveedor, este tipo de origen de abastecimiento es el que causa que encuentres una clara alternativa para contar con buenos productos y pensar en su reventa, e incluso simplemente como una dotación familiar.

Las oportunidades que surgen bajo esta modalidad de compra es un gran precio, como también una sola operación para obtener gran cantidad de productos, ese tipo de inmediatez es la que motiva a cualquiera a considerar una forma de progresar como esta, donde la misma compra pasa a ser el impulso de todo.

Al mayor surge una gran propuesta de valor difícil de omitir, por ello en ciertos productos, necesidades y proyectos, es el camino que debes tomar para contar con la tranquilidad de disponer de claras ventajas comerciales para cualquier finalidad.

¿Cómo vender un producto a un cliente?

Cómo vender un producto a un cliente

Saber cómo vender productos, incluyendo la venta en Internet, requiere planificación. Esto se debe a que cada venta, no importa dónde se haga, debe estar bien estructurada.

De esta manera el cliente tendrá una buena experiencia y podrá recomendar su negocio a un conocido.

El punto es que no todos los negocios saben cómo hacer ventas de la manera correcta. Por eso también hay marcas y organizaciones de baja rentabilidad. Y lo peor, bajar el precio de sus productos porque no saben cómo mostrar el verdadero valor a sus clientes.

Y el valor es lo que su producto significa para el consumidor. En otras palabras, ¿qué le agrega a la persona que lo compra? ¿Cuáles son las características y beneficios del producto que comprarán? ¿Cómo le hará la vida más fácil a la persona que lo compre?

Por lo tanto, si quieres saber cómo vender productos para tener más rentabilidad y cuál es el mejor sitio para anunciar productos, sigue leyendo este texto que se hizo sólo para terminar con tus dudas sobre este tema.

Paso 1: Conocer a su público y sus necesidades

Conocer a su público objetivo es el primer gran paso para cualquier negocio. A partir de este conocimiento, puedes averiguar dónde está tu público y cómo venderle.

De esta manera, puedes saber si tu producto resuelve el “dolor” de ese cliente. Y luego cómo lo comunicarás.

Es importante recordar que cada tipo de público está influenciado por el lenguaje. Si su público es de negocios, por ejemplo, un lenguaje más formal es ideal.

Si su público de negocios es joven, puede utilizar un lenguaje sencillo y también hacer uso de algunas expresiones, por ejemplo.

Un buen consejo es usar el concepto de persona. En otras palabras: personifica a tu público objetivo en un personaje semi-ficticio que edad tiene, deseos, intereses y ambiciones. Esto hace que sea más fácil saber cómo vender los productos.

Paso 2: Conocer su producto y cómo puede ayudar al cliente

A partir del conocimiento de su público, tendrá que impartir el conocimiento del producto que quiere vender. Incluso puedes pensar que ya lo sabes todo y que ya sabes todo sobre la venta de productos.

Sin embargo, es importante ir más allá e identificar el valor real de su producto. Piensa en cómo podría ayudar a tu cliente y añadir valor a su vida diaria, tal y como hablamos en la introducción.

Vender en Internet no es diferente. Si tiene un sitio web para anunciar productos, piense en él como un canal de comunicación directo con su consumidor.

En la descripción del producto, hable de las ventajas, características y beneficios. Mostrar al cliente que ese producto es realmente importante para ellos.

Paso 3: Invertir en canales de publicidad

Si estás vendiendo en Internet y ya tienes en mente el mejor sitio para anunciar tus productos, es hora de anunciarte. Si la venta es física, también es un paso importante.

La divulgación es un medio esencial para aumentar la rentabilidad y fortalecer la presencia de su marca en los medios digitales. Probablemente has oído la frase “los que no pueden ser vistos, no pueden ser recordados”, ¿Verdad? Se aplica perfectamente en este contexto.

Puedes anunciarte de las siguientes maneras:

  • Redes sociales
  • Marketing digital
  • Marketing de contenidos
  • Anuncios pagados
  • Equipo de apoyo

Paso 4: Aprovechar la oportunidad de vender en Internet

Ahora que ya sabes cómo vender productos, hemos venido a darte un gran consejo: vender en Internet puede ser un gran porcentaje para tu negocio y aumentar la rentabilidad.

La buena noticia es que no es un negocio de siete cabezas y puedes contar con la ayuda de un mercado para promover y anunciar tus productos.

Después de todo, además de vender productos, es igual de importante anunciarlos.

¿Qué diferencia hay entre un comerciante al por menor y al por mayor?

¿Qué diferencia hay entre un comerciante al por menor y al por mayor?

¿Qué diferencia hay entre un comerciante al por menor y al por mayor?

Comerciante mayorista:

Un mayorista es una persona o empresa que compra productos en grandes cantidades directamente al fabricante y los vende en pequeñas cantidades a las tiendas. Mayorista que se dedica principalmente a actividades de empresa a empresa en lugar de actividades de empresa a consumidor.

Comerciante minorista:

Un minorista, o comerciante, es una entidad que vende bienes como ropa, comestibles o automóviles directamente a los consumidores a través de varios canales de distribución con el objetivo de obtener ganancias. Este comerciante puede operar en un edificio físico o en línea.

Diferencias entre mayorista y minorista:

Las siguientes son algunas de las diferencias entre mayoristas y minoristas.

Comerciante minorista / Minorista

  • 1. Los mayoristas compran a los fabricantes y venden productos a los minoristas.
    Los minoristas compran a los mayoristas y venden productos a los consumidores.
  • 2. Los mayoristas suelen vender a crédito a los minoristas.
    Los minoristas a menudo venden por dinero en efectivo.
  • 3. Se especializan en un producto en particular.
    Ellos tratan en diferentes tipos de bienes.
  • 4. Compran en grandes cantidades a los fabricantes y venden en pequeñas cantidades a los minoristas.
    Compran en pequeñas cantidades a los mayoristas y venden en cantidades más pequeñas a los consumidores finales.
  • 5. Los mayoristas siempre entregan los productos en la puerta de los minoristas.
    Los minoristas suelen vender en sus tiendas. Proporcionan entrega a domicilio solo a petición de los consumidores.
  • 6. Un mayorista necesita principalmente un almacén para almacenar los productos que manipula.
    Un minorista necesita una tienda o una sala de exposición para vender.
  • 7. Un mayorista acude a distintos lugares para abastecerse.
    Un minorista suele vender en un lugar determinado. En algún momento puede tener ramas en otros lugares.
  • 8. Un mayorista no necesita proporcionar comodidades de compras como lujo, interiores, provisión de aire acondicionado, carritos, etc.
    Un minorista suele ofrecer comodidades de compra principalmente para atraer clientes.
  • 9. Dado que el mayorista se especializa en un determinado producto, tiene que convencer necesariamente a los minoristas sobre la calidad del producto. Solo entonces este último hará un pedido.
    Dado que el minorista comercializa una variedad de productos, no necesita influir en los compradores. Puede dejar que el comprador elija cualquier marca de producto que le guste.
  • 10. Según la costumbre de su comercio, los mayoristas permiten a los minoristas descuentos comerciales cada vez que compran. Los minoristas normalmente no permiten ningún descuento a sus clientes. Algunos de ellos pueden ofrecer descuentos por pronto pago a compradores al por mayor. A veces, pueden ofrecer descuentos de temporada.

Vender al por mayor stocks

Cómo vender al por mayor

Vender al por mayor es semejante a invertir en muchos aspectos. Ambos utilizan una propiedad como medio de inversión y beneficio. Ambos requieren alquilar o vender casas de una forma u otra. Sin embargo, existen diferencias que separan la una de la otra:

  • El tiempo de venta al por mayor suele ser más corto.
  • Los mayoristas no reparan ni modifican casas.
  • Vender bienes raíces al por mayor también implica menos fondos de inversión.

Como los mayoristas nunca compran casas, el riesgo de los inmuebles al por mayor es mucho menor que otro tipo de inversión en bienes raíces. Esto último generalmente implica costos de renovación y mantenimiento, como hipotecas, impuestos sobre la propiedad y seguros.

Los inversores que deseen aprender cómo iniciarse venta de bienes raíces al por mayor deben estar complacidos de saber que el proceso no es complicado.

Investiga tu mercado local

Así como debe hacerse con cualquier otra cosa en la industria de bienes raíces, cuanto más preparado estés, mejor. Un buen punto de partida es familiarizarte con una descripción general del proceso de venta de bienes raíces al por mayor. Debes realizar una investigación minuciosa de cuál es tu mercado local.

Prepara una lista de compradores en tu área

Como mayorista, tu único propósito es actuar como intermediario entre compradores y vendedores. Por lo tanto, es una buena idea saber dónde encontrar un comprador antes de adquirir la propiedad bajo contrato. Crear una lista de compradores sólida le ayudará a asegurarse de saber dónde comerciar.

Garantiza la fuente de financiamiento más adecuada para ti

Si no puedes comprar un contrato, identificar propiedades grandes no ayudará a tu negocio. Pon en sintonía tu servicio con vendedores privados o grandes inversionistas para comenzar. De esta forma, podrás obtener financiamiento de forma rápida y fluida cuando llegue la primera transacción.

Busca posibles propiedades de venta al por mayor

Una vez que esté listo para encontrar ofertas de venta bienes raíces al por mayor, puedes utilizar múltiples estrategias. Un buen punto de partida es buscar inmuebles en dificultades en tu área de mercado.

Este tipo de propiedades son perfectas porque los vendedores a menudo están ansiosos por deshacerse de la propiedad y, en la mayoría de los casos, puede mantener el precio de transacción por debajo del precio de mercado.

Decidir si vender el contrato o realizar un doble cierre

Los mayoristas de bienes raíces, tienen dos formas de beneficiarse de las transacciones:

  • Vender el contrato:  Es la estrategia más común en la venta al por mayor, el mayorista que elige el vender el contrato simplemente relaciona al vendedor con el comprador sin ser dueño de la propiedad y sin beneficiarse de ella
  • Realizar un doble cierre: En realidad, implica posesión de propiedad. Para los inversores, esto significa que asumirán todos los costos asociados con el cierre de la propiedad. Los inversores solo utilizarán el cierre doble cuando encuentren un comprador dispuesto a pagar un precio más alto por la propiedad.
Ir a Arriba