Vender al por mayor

Vender al por mayor

Vender al por mayor puede ser una de las formas de comercios más lucrativas desde el punto de vista de negocio, los electrónicos son en todo caso los más vendidos aunque parece que la alta competencia hace cada vez más difícil el posicionarse.

Existen diversas estrategias de venta al por mayor enfocadas en Marketing y también en el eComerce, el truco de estas es directamente proporcionar publicidad por medio de loterías o sorteos y al llegar a un punto de atracción mayor por parte de los clientes en una web, precios marcados llaman a minoristas y finalmente se hacen las ventas.

Estrategias de venta para mayoristas en electrónicos

Entre la gran cantidad de estrategias de venta para tiendas mayoristas tenemos por ejemplo el método de producción, en donde el coste de producción se eleva para venta mayorista en un 2.5% para que finalmente el minorista pueda doblar la cantidad, dando como resultado el precio de cliente final.

Suponiendo que el mayorista ponga en venta unos audífonos valorados en 10$ (precio mayorista), el precio final de cada par de audífonos será de 20$; si, esto es una regla básica, pero lo que se toma en cuenta es que basados en una marca, un audífono que producido puede valer 2$, puede elevar su precio a mucho más del triple por la simple razón de ser un producto electrónico.

Otras estrategias de venta para mayoristas en el área de electrónica son:

  • Identificar los Targets de interés: La venta de electrónicos no es para cualquiera, especializados pueden ser una enorme competencia para cualquier minorista quienes desean surgir en el comercio, estos son específicamente los clientes que debemos atrapar para así poder ayudar con lo que respecta al catalogo.
  • No se cobra impuestos: Los mayoristas no cobran impuestos sobre la venta a los minoristas, ya que son estos últimos quienes se encargan con respecto a sus clientes finales; sin embargo, se toma en cuenta la identificación fiscal de minoristas a causa de las leyes.
  • Ser Atractivo para los minoristas: al ser mayoristas, nuestros principales por no decir únicos clientes serán los minoristas; por ende, hay que saber ofrecer los productos, generar precios al mayor considerablemente aceptables y darle ofertas al cliente que seguramente no rechazara.
  • Dale mayor fuerza al marketing: El Marketing es tu mejor amigo en todo momento, las tiendas minoristas siempre buscaran ofrecer al cliente algo que llame la atención y sea muy demandante, parte de esto está basado en la publicidad, y no son los minoristas quienes la hacen sino el distribuidor y el mismo mayorista.
  • Siempre prepárate para lo peor: Lo peor que puede ocurrir al momento de ofrecer electrónicos a minoristas al por mayor es que estos últimos rechacen la oferta, esto no está nada mal si se sabe de antemano que existe un amplio mundo de comerciantes, por lo que sellarse al rechazo es una mala estrategia.

Vender al por mayor electrónicos es una tendencia y una oportunidad de negocio máxima, recomendada para aquellos que no quieren quedar estancados en un mercado.

Empresas B2B y B2C

Empresas B2B y B2C

Las empresas B2B son empresas de apoyo que ofrecen las cosas que otras empresas necesitan para operar y crecer.

Los procesadores de nómina y los proveedores industriales son un par de ejemplos. Esto contrasta con los modelos de empresa a consumidor (B2C), que venden directamente a clientes individuales, y los modelos de consumidor a empresa (C2B), en los que los usuarios ofrecen servicios para una empresa (como reseñas de clientes o marketing de influencia).

Las empresas B2B tienen un público objetivo completamente diferente: ofrecen las materias primas, piezas terminadas, servicios o consultas que otras empresas necesitan para operar, crecer y obtener ganancias.

Un poco más aterrizado el concepto B2B y algunos ejemplos

Hay empresas B2B en todas las industrias, desde la fabricación hasta el comercio minorista.

Dondequiera que se hagan negocios, puede estar seguro de que una gran cantidad de proveedores B2B y firmas de asesoramiento están activas.

Cada empresa B2C requiere ciertos productos, servicios y asesoramiento profesional, por lo que cada empresa B2C genera actividad B2B.

Los ejemplos de actividad B2B en el mundo real son abundantes y más visibles de lo que puede suponer. Por ejemplo, la empresa de almacenamiento de documentos basada en la nube, Dropbox, sirve tanto a empresas como a particulares.

General Electric fabrica muchos bienes de consumo, pero también proporciona partes a otras empresas.

Tal vez haya trabajado en una compañía donde ADP, una compañía que brinda servicios de nómina y financieros para empresas, sellaron los cheques de pago.

Xerox es un nombre familiar que genera miles de millones proporcionando servicios de papel e impresión a las empresas.

El comercio electrónico como jugador fundamental en el B2B y el B2C

El auge de las soluciones de comercio electrónico B2B ha redefinido la relación entre empresas y proveedores.

Como producto de la revolución digital, estas empresas venden productos directamente a otras compañías que utilizan plataformas de comercio electrónico, al tiempo que comparten datos y actualizaciones para productos o servicios. Existen muchos tipos de empresas de comercio electrónico B2B, pero tres de las más comunes son el desarrollo web, los intercambios de suministro y adquisición, y los infomediarios.

Modelos que no son excluyentes y deben ser complementarios

Aunque los servicios B2B son críticos para el éxito de muchas industrias, al considerar el potencial de su empresa, no se limite a un solo modelo.

Los modelos B2B, B2C y C2B no necesitan ser mutuamente excluyentes: combinar sus fortalezas particulares podría generar grandes oportunidades para su negocio.

«Una empresa puede empaquetar conocimientos del consumidor y soluciones centradas en el consumidor para vender o proporcionar un valor agregado a sus clientes y clientes comerciales», dijo Walker. «En un mercado orientado al consumidor, dicho servicio puede ser extremadamente valioso para una empresa».

Finalmente…

Conscientemente debe conocer este tipo de modelos y determinar cuál le será más útil en la estrategia que esté desarrollando. Busque siempre establecer sus ventajas competitivas y comparativas. Eso le ayudará a tener un mejor panorama y establecer su modelo ideal.

10 consejos para vender un producto

10 consejos para vender un producto

Las ventas son el alma de cada negocio. Ya sea que lo llame desarrollo comercial, manejo de cuentas o gestión de relaciones con clientes, los principios son los mismos.

Pero hay una línea muy fina entre el éxito y el fracaso, ya que será muy consciente de si ha intentado ganar dinero blogueando  o comenzar un negocio desde cero.

Siga estos diez consejos y mejore sus posibilidades de cerrar cualquier venta con cualquier cliente. ¡Vamos!

1. Realice una investigación a su cliente

Descubra todo lo que pueda sobre sus circunstancias personales, por ejemplo, su estado civil, apellidos y pasatiempos.

Asegúrese de comprender su posición en su jerarquía organizacional y cómo funciona su negocio (en términos de cómo se toman las decisiones y quién las sanciona).

Mantenga notas sobre su empresa: lea su sitio web, su informe anual y sus revistas comerciales.
Sígalos en LinkedIn y Twitter. Haz que sea tu negocio descubrir todo lo que puedas sobre su negocio.

2. Investigue sus productos o servicios

Todos los propietarios de negocios deben conocer bien todas las características y beneficios de lo que ofrecen.
¿Cegadoramente obvio? Tú piensas eso. Pero si su negocio lleva muchas líneas o servicios diferentes, entonces puede estar perdiendo ese ‘beneficio asesino’ en uno de ellos que sellará el trato, si no está completamente consciente de lo que está disponible.

Eso incluye conocer los detalles específicos de disponibilidad, fechas de entrega, reparaciones y su servicio de atención posterior, para que pueda responder cualquier consulta sobre estos aspectos.

También debe conocer las ofertas de la competencia, para poder establecer su producto o servicio en contexto.

3. Averigüe sobre relaciones de clientes pasadas

Debe conocer el historial completo de la relación entre su empresa y la organización del cliente. Eso incluye lo que han ordenado en el pasado.

Conozca sus hechos sobre cualquier desafío o problema que pueda haber surgido y cómo se resolvieron.
Usar un sistema CRM para realizar un seguimiento de su canal de ventas anterior puede ser de gran ayuda.

4. Genere objetivos medibles y claros

Conocer a un cliente sin un objetivo es como hacer las compras de su semana sin una lista: ¡simplemente está deambulando esperando inspiración! Su objetivo no es solo crear una relación con el cliente, es vender.

Pero también necesitará objetivos alternativos, así que prepare algunas alternativas. Por ejemplo, conformarse con un pedido más pequeño o incluso dejar un producto en venta o devolución. Tus objetivos deben ser realistas.

Para artículos o servicios de alto valor, su objetivo podría ser persuadir al cliente para que realice un estudio de costo-beneficio de su solución.

5. Sondee diferentes productos para diferentes clientes

Si un cliente comienza a comprarle menos productos, verifique siempre para asegurarse de que comprende el motivo.

Puede ser que sus políticas hayan cambiado. Descubre qué es diferente. Es posible que pueda vender uno o más de los otros productos de su empresa, para ayudarlos a cumplir con sus nuevos requisitos.

6. Establezca relaciones de confianza y cordialidad con sus clientes

Una de las peores cosas que puede hacer al vender es simplemente lanzarse a su «patrón» sin adaptar su oferta a las necesidades del cliente.

Todos sabemos que las personas no compran funciones, compran beneficios, pero a veces podemos olvidar mirar lo que vendemos a través de los ojos del cliente.

Abra un diálogo con el cliente, asegúrese de comprender sus necesidades, luego relacione su producto con esas necesidades y venda los beneficios.

7. Supere rápidamente cualquier tipo de objeción

Hay pocas certezas en las ventas, pero una cosa en la que puede apostar es que los clientes tendrán objeciones.
El mejor consejo aquí es que nunca debe tomar objeciones personalmente. El cliente no se opone a usted; generalmente se oponen a su necesidad o a algún aspecto de su producto. Una vez que entiendes eso, es más fácil poner su objeción en contexto.

El truco consiste en sondear hasta que comprenda su objeción específica (y, a menudo, se reducirá a una sola cosa). Así que identifique y articule ese tema específico, luego póngalo en perspectiva y dé su contraargumento.

8. Demuestre genuino interés en su cliente

El cierre de la venta debe ser sencillo e indoloro, no complejo ni complejo. Si no ha desenterrado todas las objeciones no expresadas por el cliente, si los beneficios no son necesariamente relevantes para el cliente, entonces el cierre deberá superar esto; aún puede hacer la venta, pero lo hará difícil y con más incertidumbre.

Finalmente, una vez que tengas la venta, deja de hablar. Los vendedores con menos experiencia a veces pueden convencer al cliente para que cambie de opinión después de haber aceptado comprar. Nunca cometas ese error.

9. Enfatice siempre en las ventajas de lo que está ofreciendo

Además de brindar buena información del producto a las personas adecuadas, es importante traducir las características del producto en beneficios.

Esto facilita que el cliente vea por qué debería comprar el producto. Piensa en cosas como:

  • ¿El producto facilitará la vida del cliente?
  • ¿El producto creará una sensación de lujo?
  • ¿Es el producto algo que muchas personas puedan disfrutar?
  • ¿El producto es algo que se puede usar durante mucho tiempo?

10. Comparte tu entusiasmo por el producto o servicio que ofertas

Un buen vendedor cree en el producto que se vende y transfiere este entusiasmo al cliente.

Existen numerosas formas de mostrar su amor por un producto.

No descuides el lenguaje corporal y el tono. Transmitirá energía y entusiasmo si habla con claridad sobre un producto y muestra expresión cuando lo discute. Por otro lado, si murmura cuando los clientes hacen preguntas sobre un producto o cruzan los brazos sobre el pecho, entonces parecerá que estás distante y no te importa el producto.

Esté preparado para discutir cómo usa el producto, o cómo otros clientes satisfechos tienen. Historias específicas sobre el producto lo hacen relacionable con los clientes. Por ejemplo, si está vendiendo un champú, puede decirle a un cliente algo como: «Mi cabello generalmente está muy rizado, pero desde que comencé a usarlo ha sido tan liso y liso como lo es ahora».

Finalmente…

Sé honesto sobre tu producto. Los amantes a largo plazo de su producto solo aparecerán si ha sido honesto con ellos.

Esto significa ser transparente en la entrega de la información del producto y también admitir su propia falta de conocimiento o los errores que ha cometido. No tengas miedo a la honestidad ya que genera confianza.

¿Qué distingue a un buen mayorista?

Qué distingue a un buen mayorista

El que compra productos en grandes cantidades directamente de productores o distribuidores, para almacenarlos y revenderlos a otras compañías, estamos ante la presencia de un mayorista. Estos son responsables de comprar productos a los fabricantes y llevarlos sus propios mercados.

¿Pero cómo se puede distinguir a un buen mayorista?

Son muchos los atributos que pueden separar a un buen mayorista de un revendedor o de un mayorista poco confiable, y la mayoría de ellos están relacionados con la forma como lleva su negocio y la forma como maneja las relaciones dentro de su mercado.

Un buen Mayorista

  • Un buen mayorista se distingue por brindar un buen servicio, lo que hace que mantenga una alta reputación dentro de su mercado, lo que eleva el nivel de recomendaciones.
  • Un buen mayorista se distingue por siempre cumplir con lo que ofrece, en términos de calidad y precio.
  • Un buen mayorista por norma general, debe estar preparado para proporcionar el volumen de productos necesarios, para satisfacer las necesidades de sus clientes, haciéndo  llegar de manera responsable, confiable y oportuna.
  • La mayoría de los buenos mayoristas solo venden productos a pequeños o grandes comerciantes, así que asegúrese de que los bienes que les proporcione un mayorista, no incluyan ciertos impuestos que solo se agregan a las compras de los consumidores.
  • Si el mayorista almacena productos de un distribuidor fuera de su jurisdicción nacional, los impuestos locales no están incluidos. La agencia receptora del revendedor recaudará el impuesto de importación.
  • Si se incluyen impuestos como el impuesto de valor agregado (IVA), el proveedor no es un buen mayorista, sino un revendedor.
    Cuando compras productos a empresas mayoristas que no se encuentran en tu país, asegúrate de que te puedan proporcionar la información reglamentaria que necesitas de cada producto que quieras revender.
  • Los términos y condiciones, las líneas de crédito y la ubicación son factores claves que determinan, si estamos ante la presencia de un buen mayorista.
  • Siempre obtener un precio más económico es más atractivo y hasta mejor para las finanzas del comprador, pero eso no es necesariamente una señal de que estemos frente a un buen mayorista.
  • Si el producto no es adecuado para su propósito o el proveedor no puede mantener un suministro estable para satisfacer sus necesidades, entonces el precio más barato no tendrá valor.

Antes de comprar a un mayorista

Por muy buena que sea la reputación de un mayorista, siempre es aconsejable investigar, revisar y contactar a los mayoristas para asegurarse de que pueden proporcionarle de manera responsable y oportuna los productos adecuados para su negocio.

Cuando en determinado momento un buen mayorista no pueda cumplir con un pedido, porque en ese momento no tiene existencia en el inventario de algún producto, no debe ser catalogado de manera negativa. Cuando el comportamiento es reincidente es hora de cambiar de mayorista.

En definitiva, un buen mayorista se puede identificar por todos los factores anteriormente señalados, que pueden tener una prioridad diferente según las necesidades específicas de tu empresa.

Ventas al mayor

ventas al mayor

En el mundo en que nos desenvolvemos en la actualidad, se encuentra presente la innovación de manera permanente en todos los sectores económicos, y con ello pueden surgir muchas interrogantes, para ello a continuación se mencionan cuales son las tendencias en el mundo de las ventas al mayor.

Estas son las tendencias que se encuentran marcando un destino y en especial se mantendrán en el futuro en relación a las empresas de ventas al mayor, así que presta especial atención a ellas.

El comercio del internet

Cada vez se afianza más en los negocios, en las vidas de las personas el uso del internet, siempre nos permitirá mantenernos conectados a través de diversos elementos, presenta la ventaja de proveernos el cambio y por ende nos facilitan las oportunidades que antes no se tenían.

E-commerce

El comercio ha cambiado totalmente, ya que se han venido cambios progresivos en cuanto a la forma en que se realizan las transacciones, los que nos ha obligado a cambiar la forma de pensar, actuar y así como la forma en que nos comunicamos.

Todos aquellas fallas que han podido haber surgido en las tiendas de comercio tradicionales, han hecho que los consumidores recurran al e-commerce como una alternativa para que se dé una buena transacción comercial.

Globalización

Cada vez más los negocios se están internacionalizando, es decir, están formando parte de un mercado global, es por ello que la globalización puede dar inicio a nuevas relaciones con nuevas personas fuera de nuestras fronteras.

Valor añadido

Si usted quiere que su empresa de ventas al mayor se logre posicionar más en un mercado competitivo, se hace importante crear servicios con valor añadido, esto con la intención de eliminar de la cadena de suministro los intermediarios para así lograr una relación un tanto más estrecha entre los clientes.

Normas de comercio internacional

Siempre se debe estar al tanto de las innovaciones que se pueden dar en cuanto a la legislación internacional vigente y el comercio internacional, en especial el apego a la seguridad, la higiene, etiquetado y envasado de los productos.

Tu empresa por pertenecer al ramo de las ventas al por mayor se dedica a la importación y exportación de los productos debe estar al tanto de todas las normas existentes en cada país y de los procedimientos necesarios para establecer un adecuada relación comercial.

Big Data

La información es un elemento que trae poder a nivel organizacional, esto se puede ver al tener la oportunidad de poder identificar las nuevas posibilidades que tienes al entablar un negocio, al realizar el cálculo de niveles óptimos de producción, estadísticas de las ventas, cualquier otra que pueda darnos una idea de cómo va el negocio y por ende lo que nos permita una adecuada toma de decisión.

Sostenibilidad

Al hablar de la sostenibilidad implica mejores servicios y productos pero tratando en especial de ser de calidad, en donde la innovación se encuentre presente, lo que se quiere es hacer que la empresa permanezca comercialmente en el tiempo y lograr mantenerse en el mercado a pesar de los vaivenes de la economía.

No solo se trata de generar ganancias, también se tratan de preservar otros elementos tales como el posicionamiento de una marca, estabilidad de los trabajadores, Fidelización de clientes.

¿Qué es lo más fácil de vender?

Qué es lo más fácil de vender

Tal vez la respuesta cliché a la pregunta ¿Qué es lo más fácil de vender? Es una respuesta que no es para nada útil ‘Cualquier cosa que sepas que otra persona desea comprar’. Pero la experiencia nos dice que no siempre eso resulta así, ya que no siempre lo que otro necesite es fácil de vender.

Por ejemplo, un gran número de personas le gustaría tener un IPhone 12 Pro Max pero no a todos se les hace fácil el poderlo comprar, mientras que si tu vendes un accesorio de un celular popular, tendrás mayor probabilidad de venderlo. Esto es lo que nos dice la práctica y lo que nos indica la lógica comercial.

Realmente los productos más fáciles de vender no son aquellos que estén de moda en un momento determinado, ya que siempre encontraremos una competencia feroz cuando se trata de un producto popular y en tendencia. Los productos más fáciles de vender son aquellos que siempre se necesitan, sin importar modas, popularidad o tendencias.

Cuando tienes una tienda online, lo más fácil de vender para ganar dinero, es aquel producto que todo el mundo pueda comprar, que sea necesario y que con el solo hecho de mostrarlo, sea suficiente para que cualquiera lo quiera comprar.

La demanda del momento puede determinar lo que sea más fácil de vender

Para un gran número de vendedores lo que se les hace más fácil vender es lo que marque la demanda en el momento, ya que para los vendedores minoristas las demandas de los compradores suelen cambiar en el día.

Si tienes un producto y observas que en determinado momento comienza a subir su demanda, tienes un producto que está a punto de ponerse de moda, y eso hará que vender ese producto se te haga mucho más fácil, ya que prácticamente se venderá solo. Sólo debes asegurarte de tener suficiente producto para satisfacer la demanda.

Debes ser muy habilidoso para saber cuándo entrar y salir del mercado con determinado producto que se te haga fácil vender. Nunca debes intentar vender un producto por mucho tiempo, ni comprar grandes inventarios, ya que se corre el riesgo de quedarse con mucha mercancía sin vender.

La oferta y la demanda es clave a la hora de determinar lo más fácil de vender

Lo que guía la facilidad de vender un servicio o producto, se encuentra determinado por una simple situación de oferta demanda. Es más fácil de vender un producto o servicio que tenga poca oferta y mucha demanda. Es decir, aquello que sea difícil de encontrar, pero que todo el mundo quiera tener.

Por lo general las personas suelen comprar:

  • Cosas que necesitan: alimentos, artículos de higiene, belleza y pequeños electrónicos
  • Cosas con el estilo de vida que quieran obtener.
  • Cosas que puedan ayudarlo a convertirse y lo identifiquen con la persona que desean ser.
  • Aquellos productos que tienen una excelente relación precio – calidad.

También es bueno recordar que todo el mundo busca vender lo que sea más fácil, lo que tenga mayor demanda. Pero a mayor demanda mayor competencia, y tal vea algo que sea fácil de vender se convierta en un producto difícil para ganar dinero.

¿Qué es un canal mayorista?

Qué es un canal mayorista

Los productos cumplen un recorrido particular para llegar desde el fabricante hasta el consumidor final. A este recorrido se le llama canal de distribución, en particular, los fabricantes escogen un canal de distribución entre los preestablecidos en función de sus necesidades.

Canal mayorista

El mayorista es parte del canal de distribución, se trata de empresas que cuentan con un gran poder almacenamiento y compran productos en grandes cantidades para conseguir compradores minoristas que estén interesados.

A grandes rasgos, un canal mayorista funciona como intermediario. El funcionamiento es sencillo, los canales mayoristas se encargan de comprar sus productos a las industrias o los fabricantes y son ellos quienes tienen el trabajo de conseguirle un espacio a los productos en las tiendas minoristas o directamente se lo hacen llegar al comprador final.

Ventajas de usar un canal mayorista

Usar un canal mayorista en el proceso de distribución tiene muchas ventajas para las empresas productoras. A continuación, repasaremos algunos beneficios que surgen a partir del uso de mayoristas.

Mejora las ventas

Un canal mayorista tiene los recursos para hallar a los minoristas ideales que estén interesados en su producto. Entonces, esto se traduce en una mejora sustancial en su porcentaje de ventas, además, permite hallar una estrategia de venta más acertada.

Centrarse en la producción

Gracias al trabajo de un canal mayorista es posible rebajar la carga de responsabilidad en el proceso de venta. Es decir, es el canal quien se encarga de hallar un lugar para su producto, de esta forma, no representa una preocupación conseguir los clientes correctos, lo que permite centrarse exclusivamente en el proceso de fabricación.

Mayor alcance

Muchas empresas productoras no consiguen el éxito en sus ventas por falta de recursos de distribución, falta de contactos o falta de experiencia en el campo de las ventas. En cualquier caso, un canal mayorista tiene todos los recursos y la experiencia para acercarlo a potenciales compradores que pueden estar interesados en su producto, encargándose de todo el proceso logístico que implica vender un producto a gran escala.

Ventaja frente a la competencia

Actualmente, todos los sectores comerciales tienen gran competencia, todos los productores tienen sus esfuerzos en conseguir mejores precios para sus consumidores. Entonces, conseguir un buen canal mayorista es una de las mejores soluciones para tener una buena presencia de marca en los establecimientos más importantes, lo que se traduce en alcance y confianza para los consumidores finales.

Proveedor mayorista

Proveedor mayorista

Un proveedor mayorista es una persona que actúa como intermediario entre el fabricante y el mercado. Las empresas mayoristas compran diferentes tipos de productos a los fabricantes a precios bajos y luego los venden a minoristas, comerciantes y contratistas a precios altos. La forma como se hace distingue al proveedor mayorista exitoso.

Los minoristas, vendedores y contratistas recurrirán a ofrecer en venta estos productos a los consumidores a precios más altos para cubrir las tarifas de gestión y los costos de comercialización.

La rentabilidad para un proveedor mayorista depende de elegir el producto adecuado y tener una buena visión de valor. Además, debe poder administrar un negocio con múltiples partes móviles simultáneamente. Innumerables empresas mayoristas se establecen cada año, pero solo unas pocas pueden convertirse en un proveedor mayorista exitoso.

Destrezas que debe poseer un proveedor mayorista para ser exitoso

Puede ser un área comercial muy rentable, ser un proveedor mayorista, pero se debe poseer un sólido historial de ventas y talentos para comenzar la logística y la gestión. La distribución mayorista generalmente implica compras de bajo costo y ventas con grandes ganancias.

Se necesita de habilidades muy sólidas para la negociación al tratar con fabricantes y vendedores, a la hora de negociar con minoristas. Debe tener plena confianza en los productos que vende, así como encontrarse familiarizado con su descripción, especificaciones y cualidades.

Un proveedor mayorista para ser exitoso, debe saber tratar con las personas, tener un buen manejo de las relaciones interpersonales. Debe ser capaz de mantener excelente relaciones comerciales con sus clientes y relacionados.

Debe garantizar un envío regular a través de un servicio confiable, evitando las demoras y las rupturas de acuerdos por incumplimientos. Recuerde, tendrá que lidiar con operaciones logísticas extremadamente complejas. Es posible que tome lotes de productos de múltiples proveedores y luego tenga que reenviarlos a múltiples clientes.

Saber elegir los productos

Es aquí donde se deben demostrar cuales son las habilidades que se tiene como vendedor, debiendo determinar también, cuales son los productos que tienen más rápida salida en el mercado, procurando elegir aquellos productos que provienen de fabricantes conocidos, con los que se tiene buena relación y con los que como proveedor mayorista nos sintamos cómodos.

Cuanto mejor comprenda el producto y los gustos de los consumidores, más fácil será negociar el producto con la fuente y el cliente. Debe en lo posible investigar cómo se mueve su industria y ese conocimiento es lo que servirá para enfrentar la competencia, lo cual lleve tal vea a tener que especializarse y buscar un nuevo nicho.

Manejar la logística de la operación

Para convertirse en un proveedor mayorista exitoso, es esencial encargarse de la logística de las operaciones. Esto representa optar por una instalación que se adapte a su alcance comercial. Encuentre espacio de acopio barato lejos de las zonas urbanas de alto precio. Es preferible una propiedad de alquiler cerca de su posible vendedor y comprador.

Si sus costos de transporte son demasiado altos y los clientes esperan demasiado, su negocio puede verse afectado.

Tipos de mayoristas

Tipos de mayoristas

Cada compañía es diferente en términos del valor que proporciona a sus clientes finales y, en consecuencia, es diferente en su propio canal de distribución. Una empresa que es una marca más débil tendrá en cuenta a cualquier distribuidor o mayorista.

Sin embargo, una empresa que es una marca más fuerte tendrá múltiples distribuidores y mayoristas.
El problema surge cuando estos mayoristas múltiples compiten entre ellos. En esos momentos, una empresa puede decidir tener diferentes tipos de mayoristas.

También hay diferencias entre los territorios y la forma de operar. La distribución en China puede ser muy diferente de la de Estados Unidos o África. Por lo tanto, considerando todas estas cosas, existen 6 tipos de mayoristas que pueden ser utilizados por cualquier empresa.

Comerciantes Mayoristas

Estos son los tipos de mayoristas más comunes utilizados en la industria de bienes de consumo, la agricultura o la industria de la etiqueta privada.

En pocas palabras, los comerciantes mayoristas son los que compran directamente al fabricante, almacenan el producto y luego lo venden al cliente. Pueden vender en cualquier canal y no se limitan a vender solo a minoristas o solo en línea.

Mayoristas De Servicio Completo

Se observan con mayor frecuencia en productos de consumo duradero o de ingeniería. El tipo de mayoristas de servicio completo es, como su nombre indica, brinda un servicio completo al minorista final.

Estos mayoristas operan principalmente en el mercado minorista y venden productos a un revendedor (un minorista en este caso) Todo, excepto el servicio del producto, es responsabilidad del mayorista de servicio completo.

En el escenario de la vida real, muchos mayoristas de servicio completo también comienzan un segundo negocio relacionado con los servicios y comienzan a prestar servicios para los productos que venden al por mayor. Ejemplo: un mayorista de Samsung también inicia un centro de servicios de Samsung.

Mayorista De Servicio Limitado

Un mayorista de servicios limitados es alguien que almacena los productos de la empresa y los vende en un canal limitado. No tiene una gran rotación o no cubre todos los canales de la empresa.

Corredores Y Agentes

Más comúnmente observado en la industria de bienes raíces o en los mercados químicos. Un corredor no asume ningún riesgo.

Tiene al productor o al fabricante de un lado y tiene al comprador del otro lado. El trabajo del corredor es hacer el trato y él recibe una comisión por el trato.

La diferencia entre un corredor y un agente es que un corredor es a corto plazo y estará allí por un par de órdenes.
Sin embargo, un agente es a largo plazo y se especializa en compras repetidas, por lo que permanece por más tiempo en la empresa y trabaja específicamente para mejorar la empresa.

Sucursales Y Mini-Oficinas

Aunque las sucursales y las mini oficinas no vienen en los diversos tipos de mayoristas, estas son formas comunes para que las empresas comiencen a vender sus productos en una región a la que apuntan.

Una sucursal también se puede llamar un tipo de venta al por mayor en la que la sucursal selecciona directamente los pedidos de los clientes finales a granel y garantiza el suministro y los pedidos del cliente.

Mayoristas Especializados

Estos son mayoristas que hacen ventas al por mayor de artículos especializados únicamente.
Ejemplo: un mayorista de automóviles usados ​​que vende directamente a clientes u otros concesionarios de automóviles usados.

Está especializado en automóviles usados ​​y conoce los entresijos de la venta de un automóvil usado a los consumidores o la renovación de los autos usados.

Finalmente…

A medida que el comercio electrónico aumenta en ventas, hay un menor requerimiento de mayoristas en las economías en desarrollo. Sin embargo, los mercados emergentes todavía utilizan varios tipos de mayoristas para su ventaja.

Business to Business B2B

¿Cuales son los tipos de establecimientos?

El término Business to Business se refiere a un entorno de empresa a empresa, es decir, el espacio comercial en el que las empresas intercambian productos, servicios o información con otras empresas para promoverse y así cumplir con el objeto propuesto. Por supuesto, no todas las empresas B2B nacen iguales, a continuación, mencionaremos los diferentes contextos en los que pueden ocurrir las transacciones B2B.

  • Las empresas que obtienen materiales para su cadena de suministro (por ejemplo, una empresa que produce ropa que compra las telas y los materiales para hacer las prendas)
  • Las empresas utilizan los servicios de otra empresa para facilitar su actividad comercial (por ejemplo, una empresa de programas informáticos que recurre a una empresa de consultoría fiscal para rellenar la declaración de impuestos)
  • Las empresas que revenden los bienes y servicios que adquieren (por ejemplo, una agencia que marca con una etiqueta blanca una herramienta reconfigurada en línea para venderla a un cliente).

Fabricas

Las cuentas corporativas de alto valor son la base de las empresas manufactureras. Un ejemplo sería Samsung, que produce OLED’s (diodos orgánicos emisores de luz) y luego los vende a Apple, que los utiliza en sus iPhones.

Prestación de servicios

Entre los ejemplos de proveedores de servicios cuyos ingresos proceden exclusivamente de negocio B2B se encuentran las empresas de gestión de oficinas.

Consultoría

Hay empresas consultoras especializadas en casi todos los campos: comercio electrónico, innovación, gestión del cambio, estrategias, cumplimiento y más. La consultoría es un mercado corporativo muy importante.
Importación y exportación

Las empresas de importación y exportación facilitan el acceso de los consumidores particulares a una amplia gama de productos.

Derecho de sociedades

Cualquier bufete de abogados especializado en cualquier rama del derecho de sociedades (por ejemplo, litigios sobre patentes o procedimientos de insolvencia) se clasifica como una entidad B2B.
Sector automovilístico.

El sector automovilístico se basa en las transacciones B2B. La mayoría de los componentes de los vehículos son producidos por proveedores independientes, vendidos a fabricantes de automóviles como Toyota y utilizados para construir automóviles. Los accesorios como baterías, mecanismos de ventanas y cerraduras de puertas también son fabricados por proveedores especializados y vendidos directamente a los fabricantes.

Marketing de medios sociales

Dada la creciente importancia de la comercialización de contenidos, muchas empresas B2B optan por subcontratar su estrategia de medios sociales y contenidos a una agencia de comercialización de contenidos.

Por supuesto, las empresas B2B necesitan promover sus productos y servicios. Para ello, necesitan un plan de marketing B2B efectivo pues hoy en día las innovaciones tecnológicas permiten un mayor grado de personalización y refinamiento.

Ir a Arriba