Cómo iniciar un negocio de distribución al mayor

¿Quieres comenzar una distribución de ventas al mayor? Ya sea que actualmente seas un profesional, un gerente preocupado por la reducción de personal o aburrido de tu trabajo actual, este puede ser el negocio adecuado para ti. Si quieres iniciar un negocio de distribución al mayor aquí te vamos a indicar cómo hacerlo.

Como probablemente sepa, los fabricantes producen productos y los minoristas los venden a los usuarios finales. En el medio, sin embargo, hay algunos operadores clave, también conocidos como distribuidores, que sirven para mover el producto del fabricante al mercado. Algunos son distribuidores minoristas, del tipo que vende directamente a los consumidores.

Otros son conocidos como distribuidores mayoristas comerciales. Estos compran productos del fabricante o de otra fuente y luego los trasladan de sus almacenes a empresas que desean revender los productos a los usuarios finales o utilizarlos en sus propias operaciones.

Las empresas de distribución mayorista, que venden tanto bienes duraderos como bienes no duraderos, no venden a los consumidores domésticos finales.

En pocas palabras, como propietario de una distribuidora mayorista, comprará bienes para vender con una ganancia, al igual que lo haría un minorista. La única diferencia es que trabajarás en un ámbito de empresa a empresa vendiendo a empresas minoristas y otras empresas mayoristas como la suya, y no al público comprador.

Lo que debes saber acerca de iniciar un negocio de distribución al mayor

El campo de la distribución al por mayor es un verdadero juego de compra y venta, que requiere buenas habilidades de negociación. La idea es comprar el producto a un precio bajo y luego obtener ganancias agregando una cantidad en euros que aún haga que el trato sea atractivo para su cliente.

Los expertos coinciden en que para tener éxito en el negocio de distribución mayorista, una persona debe poseer una experiencia laboral variada. La mayoría de los expertos sienten que es necesario tener experiencia en ventas. Al igual que las “habilidades con las personas” que acompañan a ser un vendedor externo que sale a la calle y/o levanta el teléfono y hace una serie de llamadas en frío para buscar nuevos clientes.

Además de las habilidades de ventas, el propietario de una nueva empresa de distribución mayorista necesitará las habilidades operativas necesarias para dirigir dicha empresa. Por ejemplo, se necesitan habilidades y experiencia en administración de finanzas y negocios, al igual que la capacidad de manejar aquellas actividades que ocurren detrás de escena, como la configuración y organización del almacén, envío y recepción, servicio al cliente, entre otro.

Configuración de la tienda

Cuando se trata de establecer una tienda, tus necesidades variarán según el tipo de producto en el que elija especializarse. Alguien podría administrar un negocio de distribución mayorista exitoso desde su sótano, pero las necesidades de almacenamiento eventualmente obstaculizarían el éxito de la empresa.

No obstante este 2020 ha traído cambios geniales donde no necesitas una tienda, sino un almacén donde puedas guardar tu mercancía e irla distribuyendo de forma online. De igual forma, lo que tienes es que entrar al mercado y aunque sea al por mayor siempre tienes la opción de manejarte a través de las redes sociales y otras plataformas de comercio virtual.

Mantente atento a nuestras publicaciones. En próximas entregas te daremos muchas ideas y tips para que tengas éxito en esta nueva normalidad.