Venta al por mayor b2b

Venta al por mayor b2b

El mundo que nos rodea está en constante evolución. ¿Recuerdas el momento en que las tiendas físicas eran la perspectiva de un negocio? Los tiempos han cambiado y ahora la mayoría de estas empresas también tienen presencia en línea.

Luego están aquellas empresas como Amazon que han dado un salto en el espacio del comercio electrónico y han cambiado todo su negocio completamente en línea.

Cualquiera sea el tipo de negocio, todos requieren un modelo de negocio estricto para cumplir con sus objetivos. Aquí vamos a hablar sobre los dos modelos de negocios más populares que rigen por igual a las empresas en línea y fuera de línea.

Modelo B2B y cómo se benefician entre empresas

Existe una suposición general de que los clientes y las empresas son polos opuestos: el cliente es el consumidor y la empresa es el proveedor. Destrozando estos supuestos, el modelo de negocio B2B nos introduce a un concepto en el que las empresas también actúan como clientes.

B2B es un tipo de modelo de negocio donde el intercambio de bienes y servicios tiene lugar entre dos o más empresas. El consumidor, por lo general, no está involucrado en este tipo de modelos y entra en juego solo en una etapa posterior.

Una gran parte de estas transacciones tienen lugar en el intercambio de materias primas. Un escenario común es cuando una empresa obtiene materiales de otra empresa para fabricar un nuevo producto.

Negociaciones que hace que el ecosistema de negocios se dinamice

Puede ver que esto sucede con bastante frecuencia en la industria de la Tecnología, un ejemplo bien conocido es el propio iPhone de Apple. Apple fabrica iPhones bajo su marca registrada, pero obtiene varias tarjetas con chip de Samsung. Aunque se consideran compañías rivales, existe una relación B2B que beneficia a ambos.

En la mayoría de los modelos de negocios B2B, ambas empresas se benefician entre sí de alguna manera y tienen poderes de negociación comparables. También emplean personal profesional y asesores legales que participan constantemente en las negociaciones con otras empresas.

El producto final que ve que se obtiene como resultado del procesamiento y la fabricación suele ser rico en calidad y sale al mercado por varias veces la inversión inicial en materias primas.

Diversos tipos de modelos B2B

Como habrás imaginado, un modelo tan complejo como B2B debería dividirse en varias categorías. Se dividen en 3 tipos básicamente.

1. Modelo centrado en el proveedor

Los modelos centrados en el proveedor forman el tipo de negocio en el que un proveedor establece un mercado y tiene la intención de vender sus soluciones personalizadas a varios negocios. La mayoría de ellos valora sus soluciones de acuerdo con las necesidades del cliente / comprador.

2. Modelo centrado en el comprador

Este tipo de modelo de negocio es más popular entre las grandes corporaciones que participan en transacciones con gran capacidad de compra y compras de gran volumen. La compañía aquí establece un portal, principalmente en línea para aceptar cotizaciones de diferentes vendedores. Luego, los vendedores se acercan a la empresa con sus cotizaciones y la empresa elige ir con un vendedor que consideran rentable después de un análisis exhaustivo.

3. Modelo céntrico intermedio

Los intermediarios en el mercado son los que proporcionan una plataforma común para que los compradores y vendedores se unan e interactúen, las interacciones en este sector pueden ser en forma de transacciones o comunicación simple. Mantienen una base de datos de compradores y vendedores y su objetivo principal es beneficiarse de estas asociaciones.

Finalmente…

Las empresas exitosas se basan en modelos de negocios sólidos, no hay una alternativa real a esas, por lo tanto, están aquí para quedarse. Todo depende de qué tan bien los utilices.

¿Qué es un intermediario mayorista?

Qué es un intermediario mayorista

El intermediario mayorista es un distribuidor que vende productos a un minorista. Un mayorista venderá su producto en grandes cantidades a los minoristas, lo que permitirá al minorista beneficiarse de un precio más bajo que si comprara artículos individuales. El mayorista suele comprar los productos directamente del fabricante, pero también puede comprar a un revendedor. En ambos casos, el mayorista obtiene grandes descuentos por la compra de grandes cantidades de mercancías. El mayorista rara vez participa en la producción real de un producto, concentrándose en cambio en la distribución.

Un mayorista requiere una licencia para vender su producto al revendedor y, por lo general, su producto no estará disponible para el cliente al mismo precio que el revendedor. Esto se debe a que el revendedor obtiene sus beneficios aumentando el precio que paga al mayorista. En el caso de que un cliente desee comprar un producto al mayorista, se le cobrará un costo de envío a domicilio, que será cobrado al cliente y al mayorista por un comerciante de envíos a domicilio.

A menudo un mayorista es un especialista en un producto o categoría de productos específicos. Otros mayoristas ofrecerán una amplia variedad de productos. Además, el mayorista puede centrarse en un tipo de negocio para sus productos u ofrecer artículos a la venta a cualquiera.

Los mayoristas también se diferencian de los distribuidores en que, por lo general, no están asociados con un bien determinado y, por lo tanto, no se inclinan a ofrecer el nivel más alto de servicio o apoyo que suelen ofrecer los distribuidores oficiales de productos. Esto se debe a que el mayorista rara vez está directamente afiliado al fabricante al que compra y no está familiarizado con las especificaciones y complejidades de los productos que vende. Los mayoristas también pueden ofrecer productos de la competencia, lo que no es el caso de los distribuidores.

¿Qué es la compra al por mayor?

Varios términos comerciales pueden traducirse o utilizarse para diferentes casos, especialmente cuando se trata del mercado mayorista.

Por ejemplo, un comprador al por mayor podría ser una referencia a un agente real que comercia entre comerciantes y vendedores en el mercado al por mayor. Sin embargo, también podría referirse a un comprador mayorista como el propio comerciante, teniendo en cuenta que es la entidad que está comprando artículos a un mayorista.

Para empezar, hablaremos de un comprador al por mayor como profesión.

Se trataría de un agente o individuo imparcial que negociaría acuerdos basados en las tendencias del mercado para asegurarse de que tanto el mayorista como el comerciante se presentan. La razón de que existan estos tipos de compradores al por mayor es que el gerente de un negocio tiene muchas otras actividades que realizar. Este asume la responsabilidad de comprender las condiciones y el precio del mercado y lo transfiere a alguien que es más que un experto en la materia.

Los compradores mayoristas tienen una amplia variedad de otros valores. Por ejemplo, algunas personas los llaman agentes de compras, mientras que otras los llaman representantes de ventas. Y para hacer las cosas aún más confusas, este tipo de trabajos podrían ser ocupados internamente por un comerciante o mayorista.

En general, es importante comprender que un comprador mayorista podría ser un individuo o un empleado de un tercero que se encarga de todas las investigaciones y transacciones al por mayor.

Por otro lado, referirse a un comprador mayorista podría ser simplemente hablar de la empresa real que planea comprar a un mayorista.

Independientemente de quién haga la compra, la compra al por mayor es una de las prácticas más comunes para conseguir productos baratos para convertir y luego vender a un precio más alto. La base de las compras al por mayor es que un fabricante, proveedor o empresa de venta al por mayor vende grandes cantidades de productos del mismo tipo a los comerciantes. Esto significa que los comerciantes necesitan una cierta cantidad de capital inicial para poder permitirse todos estos artículos. Sin embargo, les beneficia una vez que empiezan a vender los artículos individuales, porque revenden cada producto con un margen de beneficio tanto a los consumidores habituales como a otras empresas.

En general, la cadena de ventas funciona de la siguiente manera: un proveedor o productor vende grandes cantidades de bienes o mercancías directamente a un comprador mayorista. El mayorista entonces vende los productos a los comerciantes. Después de la compra al por mayor, el comerciante (ya sea una tienda en línea o una tienda minorista física) añade un precio más alto a los productos individuales y los vende al público en general.

¿Qué es un modelo de negocios B2B?

Qué es un modelo de negocios B2B

El modelo B2B, en sus siglas Business To Business, representa el comercio electrónico profesional que se dirige a otras empresas y no a clientes privados. Los productos que se venden en línea alrededor del mundo, pueden ser los más diversos: desde productos alimenticios, pasando por materias primas, hasta productos semi-acabados para la industria o los servicios.

Esta estrategia de negocio es mucho más formal que la que adoptan otros modelos de negocios, pues el mensaje que se le comunica a la otra empresa debe tener un contenido preciso y de alto nivel que no tenga como objetivo directo la promoción de lo que se vende. Las decisiones de compra en este caso se basan en un análisis racional, cauteloso y cuidadoso.

De hecho, las decisiones impulsivas son raras, si no inexistentes. Los procesos de elección son por lo general complejos y estructurados, y pasan meses antes de que se tome algún tipo de decisión.

El vendedor puede producir los bienes y/o servicios directamente o sólo actuar como intermediario. La empresa compradora, por otro lado, puede comprar productos de forma rápida, transparente y con transacciones seguras.

La ventaja de este modelo comercial es que al comprar en línea, en lugar de a través de canales tradicionales como el teléfono o el correo electrónico, se reducen los errores, se repiten los pedidos a lo largo del tiempo y se pueden comparar diferentes listas de precios, lo que aumenta la eficiencia del negocio. Por lo tanto, en general, la relación que se establece entre el cliente y la plataforma B2B es a largo plazo.

Estas ventajas favorecen la aparición de un nuevo comercio electrónico especializado en un solo sector, el comercio electrónico vertical. Que cubre la parte de venta al por menor de un nicho y proporciona productos que a menudo son difíciles de encontrar localmente. El comercio al por mayor forma parte de este modelo de negocio.

Los clientes B2B son generalmente muy pequeños. Ciertamente lejos de los números que el B2C presume, donde los consumidores son personas normales que también pueden hacer una compra de un jet, sin pensar demasiado en ello.

Las empresas que trabajan con este modelo de negocio por lo general tienen pedidos potencialmente más grandes, manejan fuertes intenciones de compra y es un sector en crecimiento, como ya se ha mencionado anteriormente el B2B es un mercado en crecimiento y se espera que alcance los 6,7 billones de euros en 2020.

Gestión de stock

Qué es la gestión de stock

La gestión de inventarios forma parte del control del flujo de materiales dentro de un proceso logístico/productivo y su objetivo es reducir al mínimo el costo de mantener productos en existencias, asegurando al mismo tiempo una correcta alimentación de los flujos de producción y ventas.

Por existencias se entiende una cierta cantidad de un artículo acumulado que se pondrá a disposición de un usuario para su consumo según sus necesidades. Se trata de un repositorio de compensación que permite crear un vínculo flexible entre etapas adyacentes del proceso de producción, pero cuya frecuencia de funcionamiento es diferente. Por ejemplo, el suministro de materias primas es periódico, mientras que el uso en la producción es continuo.

Garantizan la disponibilidad de materiales para reducir el tiempo del ciclo de pedido y entrega, la continuidad del funcionamiento del proceso de bajada y de montaje y la reducción del riesgo de rotura de existencias (stock out). A este respecto, hablamos de cobertura de stock si los artículos están disponibles inmediatamente para su entrega al cliente.

Además de las funciones mencionadas, las existencias pueden tener también fines especulativos, como aprovechar las oportunidades de inversión y controlar el precio de los productos.

Dentro de un sistema de distribución, se pueden identificar dos macro tipos de existencias:

  • Existencias en tránsito (o en viaje): existencias presentes en los medios de transporte;
  • Existencias en los almacenes: aquellas que permanecen guardadas disponibles.
  • Existencias cíclicas: existencias vinculadas a un ritmo operativo diferente entre dos fases inmediatamente sucesivas de la cadena logística. Permiten desacoplar los procesos.
  • Existencias de seguridad: las existencias necesarias para cubrir la variabilidad de la demanda y/o el plazo de entrega de la oferta;

Desde el punto de vista de las políticas de gestión de las existencias, un sistema logístico/productivo debe dividirse en dos fases: una fase ascendente caracterizada por una necesidad material dependiente (la cantidad solicitada está correlacionada con el consumo posterior del proceso logístico/productivo considerado) y una fase descendente caracterizada por una necesidad independiente (la cantidad solicitada no está correlacionada con el consumo de otros, sino que depende únicamente del mercado). Por lo tanto, una decisión clave será determinar en qué momento se colocará la “bisagra” de desacoplamiento entre estos dos momentos, el primero de los cuales será organizado por la dirección en base a las previsiones y el segundo por la dirección en base al orden.

Los modelos básicos de gestión de stocks son

  • Revisión Continua con Lote Fijo.

Los pedidos se organizan desde un principio “Punto de pedido”, decidiendo la cantidad de mercancía que se solicitará en un periodo de tiempo fijo, a esto se le llama “Lote Económico”.

  • Revisión Periódica con Nivel Máximo.

La cantidad de stock a ordenar es determinada bajo un nivel máximo, (Tipo OUL o order upto level) además es calculado el tiempo en el que ese pedido va a ser pagado.

Consejos de marketing para empresas mayoristas

Consejos de marketing para empresas mayoristas

Cuando tenemos una empresa que presta un servicio o que se dedica a la venta de algún producto, venta al detal o al por mayor, debe contar con unas buenas estrategias de ventas, me refiero a la forma en que hacemos llamativo lo que disponemos para lograr vender, es por ello que se mencionan algunos consejos de marketing para empresas mayoristas.

Todos queremos elevar hasta el cielo los numeritos en nuestra empresa y por ende que nuestra empresa de ventas al por mayor se mantenga en los primeros puestos de ventas, es por ello que debes pensar en aplicar los siguientes consejos que se mencionan a continuación.

Marketing de contenidos

Esta es una de las principales estrategias que debe implementar una empresa de ventas al por mayor, ya que el contenido es lo principal para lograr un avance significativo.

Para ello se hace importante que te realices unas preguntas, tales como ¿Cuáles son los contenidos que más valoran mis clientes? Para generar el valor que tanto ansiamos y que necesitamos, necesitamos:

  • Realizar aportes relevantes para el sector.
  • Habla en el mismo idioma que el receptor.
  • La calidad como bandera en el negocio y los productos que se ofrecen.

Social media

También conocida como las famosas redes sociales, se debe hacer un uso inteligentes de estas herramientas tecnológicas, dar a conocer lo que vendes a todas las personas posibles, clientes, competencia, fabricantes, otros.

A través de las redes sociales puedes generar una completa interacción constante entre el usuario con la marca, esto es lo que se conoce como engagement, también podrás conseguir mayor alcance y por ende aumentar de manera importante la reputación en el mercado.

Puedes moverte de manera audaz simplemente colocando información de interés para el público, realiza ofertas, promociones, descuentos, todo con la intención de atraer cada día que pasa más clientes.

Si tu negocio lo permite puedes llegar a ofertar a través de las redes sociales servicio técnico, esta es una forma de llamar la atención de los clientes que necesiten ayuda al respecto.

Puedes hacer uso de Facebook, Instagram, Twitter e incluso Linkedin.

Email Marketing

Para cualquier empresa se hace importante manejar una base de datos de clientes de manera organizada, por lo tanto esta debe mantenerse actualizada y en especial depurada de cosas innecesarias.

En este caso se hace importante el conocer y valorar la importancia que tiene la correcta utilización del Email Marketing para mayoristas, gracias a ella se puede mantener un eficiente canal comunicativo, para ello se debe tomar en cuenta la segmentación a través de la cual deberás agrupar por sectores, marcas favoritas, otras.

El objetivo que persigue es la de reducir la frecuencia de nuestros emails, ya que en determinado momentos podemos resultar un tanto molestos para alguna persona que tiene un interés distinto al que pensamos.

Si tienes una empresa de ventas al por mayor, esta es tu oportunidad de aplicar estos consejos de marketing para empresas mayoristas, con la intención de darte a conocer y lograr la expansión necesaria en el mercado.

Distribución al por mayor

Distribución al por mayor

El término de la distribución tiene sus orígenes desde hace muchos años, se decía que existía la figura del vendedor y en el cual mediante una operación comercial se podía realizar una venta de manera directa con el consumidor, con simplemente este tener las ganas y el dinero.

Por su parte si el vendedor quería mercancía, simplemente se dirigía al fabricante y podía de este modo llenar su inventario.

A medida que fue pasando el tiempo y producto de las tendencias modernas del mercado, han hecho que la figura del vendedor casi desaparezca, ya que el cliente al necesitar un producto, tiene la capacidad de elegirlo personalmente, simplificando ciertos pasos, en pocas palabras, el fabricante se logra acercar más al consumidor.

En pocas palabras se puede decir que la distribución hace referencia a las acciones que se logran llevar a cabo desde un punto cero o desde que el producto se elabora hasta que llega a un punto final o consumidor final.

Todas estas cosas han hecho que de algún modo se tenga la necesidad de saber acerca de los cambios mundiales o las tendencias que existen en cuanto a los nuevos modelos de distribución.

Cambios en cuanto al modelo de distribución

Todos los cambios en el mercado han hecho que se den algunos cambios en el proceso de distribución, si una empresa de ventas al por mayor desea estar al tanto de todos estos cambios, deberá tener en cuenta lo siguiente:

El proceso de la concentración

La concentración hace relación al grado en el que un mercado se encuentra saturado en un determinado número de agentes, este grado de concentración va a proporcionar información muy valiosa con respecto a la forma en que se encuentra constituido el mercado y la incidencia que tiene la competencia.

Existen muchos que piensan que la concentración de la distribución no puede verse aumentada, sin embargo, existen empresas que demuestran lo contrario.

Cambios en las metas financieras

Este es otro factor de suma importancia para el proceso de distribución, ya que en la actualidad a nivel empresarial el proceso de distribución genera la suficiente liquidez, incluso se dice que favorece al flujo de caja en una organización, esto motivado generalmente por las estrategias de ventas que se puede implementar.

Dichas estrategias involucran promociones, ofertas especiales, referencias acerca de la calidad del producto, todo esto hace que se logre una rentabilización del costo de oportunidad en una tienda.

Se requiere una mayor profesionalización de parte del recurso humano en una organización

Se puede decir aunque suene un poco trillado, que en cualquier organización se debe contar con el personal lo suficientemente capacitado en todas las áreas, si se trata de empresas de gran tamaño se ven en la obligación de contratar personal mucho más calificado.

Se debe recordar que todo el personal debe encontrarse totalmente apto para hacer frente a los desafíos que impone la globalización y eso también incluye a una competencia aguerrida en todos los aspectos.

Vender al por mayor

Vender al por mayor

Vender al por mayor puede ser una de las formas de comercios más lucrativas desde el punto de vista de negocio, los electrónicos son en todo caso los más vendidos aunque parece que la alta competencia hace cada vez más difícil el posicionarse.

Existen diversas estrategias de venta al por mayor enfocadas en Marketing y también en el eComerce, el truco de estas es directamente proporcionar publicidad por medio de loterías o sorteos y al llegar a un punto de atracción mayor por parte de los clientes en una web, precios marcados llaman a minoristas y finalmente se hacen las ventas.

Estrategias de venta para mayoristas en electrónicos

Entre la gran cantidad de estrategias de venta para tiendas mayoristas tenemos por ejemplo el método de producción, en donde el coste de producción se eleva para venta mayorista en un 2.5% para que finalmente el minorista pueda doblar la cantidad, dando como resultado el precio de cliente final.

Suponiendo que el mayorista ponga en venta unos audífonos valorados en 10$ (precio mayorista), el precio final de cada par de audífonos será de 20$; si, esto es una regla básica, pero lo que se toma en cuenta es que basados en una marca, un audífono que producido puede valer 2$, puede elevar su precio a mucho más del triple por la simple razón de ser un producto electrónico.

Otras estrategias de venta para mayoristas en el área de electrónica son:

  • Identificar los Targets de interés: La venta de electrónicos no es para cualquiera, especializados pueden ser una enorme competencia para cualquier minorista quienes desean surgir en el comercio, estos son específicamente los clientes que debemos atrapar para así poder ayudar con lo que respecta al catalogo.
  • No se cobra impuestos: Los mayoristas no cobran impuestos sobre la venta a los minoristas, ya que son estos últimos quienes se encargan con respecto a sus clientes finales; sin embargo, se toma en cuenta la identificación fiscal de minoristas a causa de las leyes.
  • Ser Atractivo para los minoristas: al ser mayoristas, nuestros principales por no decir únicos clientes serán los minoristas; por ende, hay que saber ofrecer los productos, generar precios al mayor considerablemente aceptables y darle ofertas al cliente que seguramente no rechazara.
  • Dale mayor fuerza al marketing: El Marketing es tu mejor amigo en todo momento, las tiendas minoristas siempre buscaran ofrecer al cliente algo que llame la atención y sea muy demandante, parte de esto está basado en la publicidad, y no son los minoristas quienes la hacen sino el distribuidor y el mismo mayorista.
  • Siempre prepárate para lo peor: Lo peor que puede ocurrir al momento de ofrecer electrónicos a minoristas al por mayor es que estos últimos rechacen la oferta, esto no está nada mal si se sabe de antemano que existe un amplio mundo de comerciantes, por lo que sellarse al rechazo es una mala estrategia.

Vender al por mayor electrónicos es una tendencia y una oportunidad de negocio máxima, recomendada para aquellos que no quieren quedar estancados en un mercado.

Empresas B2B y B2C

Empresas B2B y B2C

Las empresas B2B son empresas de apoyo que ofrecen las cosas que otras empresas necesitan para operar y crecer.

Los procesadores de nómina y los proveedores industriales son un par de ejemplos. Esto contrasta con los modelos de empresa a consumidor (B2C), que venden directamente a clientes individuales, y los modelos de consumidor a empresa (C2B), en los que los usuarios ofrecen servicios para una empresa (como reseñas de clientes o marketing de influencia).

Las empresas B2B tienen un público objetivo completamente diferente: ofrecen las materias primas, piezas terminadas, servicios o consultas que otras empresas necesitan para operar, crecer y obtener ganancias.

Un poco más aterrizado el concepto B2B y algunos ejemplos

Hay empresas B2B en todas las industrias, desde la fabricación hasta el comercio minorista.

Dondequiera que se hagan negocios, puede estar seguro de que una gran cantidad de proveedores B2B y firmas de asesoramiento están activas.

Cada empresa B2C requiere ciertos productos, servicios y asesoramiento profesional, por lo que cada empresa B2C genera actividad B2B.

Los ejemplos de actividad B2B en el mundo real son abundantes y más visibles de lo que puede suponer. Por ejemplo, la empresa de almacenamiento de documentos basada en la nube, Dropbox, sirve tanto a empresas como a particulares.

General Electric fabrica muchos bienes de consumo, pero también proporciona partes a otras empresas.

Tal vez haya trabajado en una compañía donde ADP, una compañía que brinda servicios de nómina y financieros para empresas, sellaron los cheques de pago.

Xerox es un nombre familiar que genera miles de millones proporcionando servicios de papel e impresión a las empresas.

El comercio electrónico como jugador fundamental en el B2B y el B2C

El auge de las soluciones de comercio electrónico B2B ha redefinido la relación entre empresas y proveedores.

Como producto de la revolución digital, estas empresas venden productos directamente a otras compañías que utilizan plataformas de comercio electrónico, al tiempo que comparten datos y actualizaciones para productos o servicios. Existen muchos tipos de empresas de comercio electrónico B2B, pero tres de las más comunes son el desarrollo web, los intercambios de suministro y adquisición, y los infomediarios.

Modelos que no son excluyentes y deben ser complementarios

Aunque los servicios B2B son críticos para el éxito de muchas industrias, al considerar el potencial de su empresa, no se limite a un solo modelo.

Los modelos B2B, B2C y C2B no necesitan ser mutuamente excluyentes: combinar sus fortalezas particulares podría generar grandes oportunidades para su negocio.

“Una empresa puede empaquetar conocimientos del consumidor y soluciones centradas en el consumidor para vender o proporcionar un valor agregado a sus clientes y clientes comerciales”, dijo Walker. “En un mercado orientado al consumidor, dicho servicio puede ser extremadamente valioso para una empresa”.

Finalmente…

Conscientemente debe conocer este tipo de modelos y determinar cuál le será más útil en la estrategia que esté desarrollando. Busque siempre establecer sus ventajas competitivas y comparativas. Eso le ayudará a tener un mejor panorama y establecer su modelo ideal.

10 consejos para vender un producto

10 consejos para vender un producto

Las ventas son el alma de cada negocio. Ya sea que lo llame desarrollo comercial, manejo de cuentas o gestión de relaciones con clientes, los principios son los mismos.

Pero hay una línea muy fina entre el éxito y el fracaso, ya que será muy consciente de si ha intentado ganar dinero blogueando  o comenzar un negocio desde cero.

Siga estos diez consejos y mejore sus posibilidades de cerrar cualquier venta con cualquier cliente. ¡Vamos!

1. Realice una investigación a su cliente

Descubra todo lo que pueda sobre sus circunstancias personales, por ejemplo, su estado civil, apellidos y pasatiempos.

Asegúrese de comprender su posición en su jerarquía organizacional y cómo funciona su negocio (en términos de cómo se toman las decisiones y quién las sanciona).

Mantenga notas sobre su empresa: lea su sitio web, su informe anual y sus revistas comerciales.
Sígalos en LinkedIn y Twitter. Haz que sea tu negocio descubrir todo lo que puedas sobre su negocio.

2. Investigue sus productos o servicios

Todos los propietarios de negocios deben conocer bien todas las características y beneficios de lo que ofrecen.
¿Cegadoramente obvio? Tú piensas eso. Pero si su negocio lleva muchas líneas o servicios diferentes, entonces puede estar perdiendo ese ‘beneficio asesino’ en uno de ellos que sellará el trato, si no está completamente consciente de lo que está disponible.

Eso incluye conocer los detalles específicos de disponibilidad, fechas de entrega, reparaciones y su servicio de atención posterior, para que pueda responder cualquier consulta sobre estos aspectos.

También debe conocer las ofertas de la competencia, para poder establecer su producto o servicio en contexto.

3. Averigüe sobre relaciones de clientes pasadas

Debe conocer el historial completo de la relación entre su empresa y la organización del cliente. Eso incluye lo que han ordenado en el pasado.

Conozca sus hechos sobre cualquier desafío o problema que pueda haber surgido y cómo se resolvieron.
Usar un sistema CRM para realizar un seguimiento de su canal de ventas anterior puede ser de gran ayuda.

4. Genere objetivos medibles y claros

Conocer a un cliente sin un objetivo es como hacer las compras de su semana sin una lista: ¡simplemente está deambulando esperando inspiración! Su objetivo no es solo crear una relación con el cliente, es vender.

Pero también necesitará objetivos alternativos, así que prepare algunas alternativas. Por ejemplo, conformarse con un pedido más pequeño o incluso dejar un producto en venta o devolución. Tus objetivos deben ser realistas.

Para artículos o servicios de alto valor, su objetivo podría ser persuadir al cliente para que realice un estudio de costo-beneficio de su solución.

5. Sondee diferentes productos para diferentes clientes

Si un cliente comienza a comprarle menos productos, verifique siempre para asegurarse de que comprende el motivo.

Puede ser que sus políticas hayan cambiado. Descubre qué es diferente. Es posible que pueda vender uno o más de los otros productos de su empresa, para ayudarlos a cumplir con sus nuevos requisitos.

6. Establezca relaciones de confianza y cordialidad con sus clientes

Una de las peores cosas que puede hacer al vender es simplemente lanzarse a su “patrón” sin adaptar su oferta a las necesidades del cliente.

Todos sabemos que las personas no compran funciones, compran beneficios, pero a veces podemos olvidar mirar lo que vendemos a través de los ojos del cliente.

Abra un diálogo con el cliente, asegúrese de comprender sus necesidades, luego relacione su producto con esas necesidades y venda los beneficios.

7. Supere rápidamente cualquier tipo de objeción

Hay pocas certezas en las ventas, pero una cosa en la que puede apostar es que los clientes tendrán objeciones.
El mejor consejo aquí es que nunca debe tomar objeciones personalmente. El cliente no se opone a usted; generalmente se oponen a su necesidad o a algún aspecto de su producto. Una vez que entiendes eso, es más fácil poner su objeción en contexto.

El truco consiste en sondear hasta que comprenda su objeción específica (y, a menudo, se reducirá a una sola cosa). Así que identifique y articule ese tema específico, luego póngalo en perspectiva y dé su contraargumento.

8. Demuestre genuino interés en su cliente

El cierre de la venta debe ser sencillo e indoloro, no complejo ni complejo. Si no ha desenterrado todas las objeciones no expresadas por el cliente, si los beneficios no son necesariamente relevantes para el cliente, entonces el cierre deberá superar esto; aún puede hacer la venta, pero lo hará difícil y con más incertidumbre.

Finalmente, una vez que tengas la venta, deja de hablar. Los vendedores con menos experiencia a veces pueden convencer al cliente para que cambie de opinión después de haber aceptado comprar. Nunca cometas ese error.

9. Enfatice siempre en las ventajas de lo que está ofreciendo

Además de brindar buena información del producto a las personas adecuadas, es importante traducir las características del producto en beneficios.

Esto facilita que el cliente vea por qué debería comprar el producto. Piensa en cosas como:

  • ¿El producto facilitará la vida del cliente?
  • ¿El producto creará una sensación de lujo?
  • ¿Es el producto algo que muchas personas puedan disfrutar?
  • ¿El producto es algo que se puede usar durante mucho tiempo?

10. Comparte tu entusiasmo por el producto o servicio que ofertas

Un buen vendedor cree en el producto que se vende y transfiere este entusiasmo al cliente.

Existen numerosas formas de mostrar su amor por un producto.

No descuides el lenguaje corporal y el tono. Transmitirá energía y entusiasmo si habla con claridad sobre un producto y muestra expresión cuando lo discute. Por otro lado, si murmura cuando los clientes hacen preguntas sobre un producto o cruzan los brazos sobre el pecho, entonces parecerá que estás distante y no te importa el producto.

Esté preparado para discutir cómo usa el producto, o cómo otros clientes satisfechos tienen. Historias específicas sobre el producto lo hacen relacionable con los clientes. Por ejemplo, si está vendiendo un champú, puede decirle a un cliente algo como: “Mi cabello generalmente está muy rizado, pero desde que comencé a usarlo ha sido tan liso y liso como lo es ahora”.

Finalmente…

Sé honesto sobre tu producto. Los amantes a largo plazo de su producto solo aparecerán si ha sido honesto con ellos.

Esto significa ser transparente en la entrega de la información del producto y también admitir su propia falta de conocimiento o los errores que ha cometido. No tengas miedo a la honestidad ya que genera confianza.

¿Qué distingue a un buen mayorista?

Qué distingue a un buen mayorista

El que compra productos en grandes cantidades directamente de productores o distribuidores, para almacenarlos y revenderlos a otras compañías, estamos ante la presencia de un mayorista. Estos son responsables de comprar productos a los fabricantes y llevarlos sus propios mercados.

¿Pero cómo se puede distinguir a un buen mayorista?

Son muchos los atributos que pueden separar a un buen mayorista de un revendedor o de un mayorista poco confiable, y la mayoría de ellos están relacionados con la forma como lleva su negocio y la forma como maneja las relaciones dentro de su mercado.

Un buen Mayorista

  • Un buen mayorista se distingue por brindar un buen servicio, lo que hace que mantenga una alta reputación dentro de su mercado, lo que eleva el nivel de recomendaciones.
  • Un buen mayorista se distingue por siempre cumplir con lo que ofrece, en términos de calidad y precio.
  • Un buen mayorista por norma general, debe estar preparado para proporcionar el volumen de productos necesarios, para satisfacer las necesidades de sus clientes, haciéndo  llegar de manera responsable, confiable y oportuna.
  • La mayoría de los buenos mayoristas solo venden productos a pequeños o grandes comerciantes, así que asegúrese de que los bienes que les proporcione un mayorista, no incluyan ciertos impuestos que solo se agregan a las compras de los consumidores.
  • Si el mayorista almacena productos de un distribuidor fuera de su jurisdicción nacional, los impuestos locales no están incluidos. La agencia receptora del revendedor recaudará el impuesto de importación.
  • Si se incluyen impuestos como el impuesto de valor agregado (IVA), el proveedor no es un buen mayorista, sino un revendedor.
    Cuando compras productos a empresas mayoristas que no se encuentran en tu país, asegúrate de que te puedan proporcionar la información reglamentaria que necesitas de cada producto que quieras revender.
  • Los términos y condiciones, las líneas de crédito y la ubicación son factores claves que determinan, si estamos ante la presencia de un buen mayorista.
  • Siempre obtener un precio más económico es más atractivo y hasta mejor para las finanzas del comprador, pero eso no es necesariamente una señal de que estemos frente a un buen mayorista.
  • Si el producto no es adecuado para su propósito o el proveedor no puede mantener un suministro estable para satisfacer sus necesidades, entonces el precio más barato no tendrá valor.

Antes de comprar a un mayorista

Por muy buena que sea la reputación de un mayorista, siempre es aconsejable investigar, revisar y contactar a los mayoristas para asegurarse de que pueden proporcionarle de manera responsable y oportuna los productos adecuados para su negocio.

Cuando en determinado momento un buen mayorista no pueda cumplir con un pedido, porque en ese momento no tiene existencia en el inventario de algún producto, no debe ser catalogado de manera negativa. Cuando el comportamiento es reincidente es hora de cambiar de mayorista.

En definitiva, un buen mayorista se puede identificar por todos los factores anteriormente señalados, que pueden tener una prioridad diferente según las necesidades específicas de tu empresa.

Ir a Arriba